On est tous des sauvages

Si aún no has visto El Renacido (The Revenant) también puedes seguir leyendo, pues aquí no te voy a spoilear que después de comer un pescado venenoso todos creen que el protagonista está muerto por lo que tiene que vivir dentro de un oso y alimentarse de caballo crudo para sobrevivir, porque todo eso ya lo sabes….

La verdadera historia que me gustaría contar es aquella que muchos de los que ya vieron la película, no están viendo; probablemente porque se quedan dormidos a la mitad o catalogan la historia como demasiado fantasiosa por la forma en que el protagonista se presenta como una especie de “superhombre”.

A

No soy experta en cinematografía, sin embargo, disfruto de buscar metáforas y significados en cada toma, escena o película (tip para no quedarse dormido en el cine) y durante este largometraje lo hice sin mucho esfuerzo a pesar de que dura más de 2 horas y la vi a las 10 de la noche; en mi opinión, la historia te absorbe desde el momento en que el protagonista no es explícito verbalmente, no tiene muchos diálogos (por obvias razones para los que ya vieron la peli) pero tampoco hay una voz-en-off que nos esté narrando lo que va sintiendo o pensando, básicamente porque es mucho dolor y, como por fin entendieron en el cine, a veces las palabras sobran para expresar sentimientos tan fuertes.

Durante las 2 horas de proyección, las impresionantes tomas de paisajes naturales intercaladas con escenas de mucha acción, te daban tiempo para absorber lo que ibas viendo, eran los 5 segundos de descanso o calma que probablemente el protagonista también disfrutaba, pero sobretodo daban tiempo para contrastar los giros de la historia y el lugar en donde se situaba, personalmente me hacían cuestionarme si la intención era demostrar que la belleza y el sufrimiento pueden coexistir a pesar de parecer tan ajenos o si incluso puede haber belleza en el sufrimiento… no hay duda de que la vida es bella pero nadie dijo que fuera fácil.

Los mismos paisajes que servían de locaciones para las escenas más intensas me generaban otra duda ¿el hombre luchaba contra la naturaleza o esta era su aliada? Las condiciones extremas en las que se desarrolla la trama nos hacen odiar a las fuerzas y fenómenos naturales en más de una ocasión, sin embargo, también hay momentos en que agradeces que estén ahí. La convivencia entre naturaleza-hombre es como un “amor perro” a veces da y a veces quita, sin embargo, sigue siendo indispensable para ambos que esa convivencia exista.

Una de las lecciones que me quedaron claras, fue el típico dicho mexicano “cuando te toca, te toca” pues en más de una ocasión se veía como la gente que moría no podía escapar su muerte, había personajes que eran heridos dos veces seguidas mientras que otros (ya se imaginan quien principalmente) sorteaban todas las adversidades. “¿Cómo alguien puede tener tan mala suerte? No solo te hieren una vez sino se aseguran de que mueras.” Pensaba al inicio pero hacia el final las muertes se sentían más naturales, casi conciliatorias, como un mensaje de que la persona ya había cumplido su cometido en este mundo y ahora las piezas del destino caían en su lugar.

La capacidad actoral combinada con lo exigente que debió haber sido la dirección en este rodaje rindió frutos pues cada mínimo esfuerzo que alguien realizaba herido era documentado a detalle, la fuerza en las miradas o el milímetro extra que lograba avanzar a pesar de sus heridas te dolía como espectador y representaba una proeza en la película. El hecho de estar herido pero seguir avanzando, esperando mejorar en el camino, es una proeza real pues cuando la vida te golpea lo único que queda es aprender a caminar de nuevo (aunque tengas que arrastrarte primero).

La tranquilidad en medio de la tempestad resulta tan rara como las sonrisas en este filme, probablemente sentirse en calma en medio de una tormenta destructiva es lo más parecido a una experiencia religiosa y creo que algo similar se ejemplifica aquí, si ya viste la película o la verás intenta identificar de qué escena hablo.

Todos sabemos que el mexicano es “guadalupano” por excelencia pero la religión, sin importar cual sea, es sin duda una parte esencial del desarrollo de nuestra cultura y quizá es por ello que en El Renacido se dan diferentes acercamientos sobre este tema; no importa mucho que se haya dicho o como se haya mostrado, lo importante es que hablar de religión en el cine la desmitifica un poco. ¿Qué significa encontrar a Dios? ¿Cómo es Él? ¿Cuándo decidimos que esa fuerza superior guiaría nuestra vida? Para cada uno de nosotros, y de los personajes, las respuestas a esas preguntas serán diferentes, algunas más serias o precisas que otras pero al final creo que en gran medida todas coinciden en que Dios es una forma de nunca estar solo.

Otra forma es la conciencia que se basa en la intuición. Ya sea que creamos o no en Dios, todos tenemos una voz aconsejadora guiada por presentimientos o concepciones, a veces tiene nombre y rostro, a veces es difusa pero siempre está ahí asegurándose de que no cometamos -tantos- errores y que -de vez en cuando- tengamos algún gesto de gratitud que, tal como se ejemplifica en la película, sin importar que tan pequeño sea este puede tener enormes consecuencias, logrando un efecto mariposa.

Finalmente, aún si te quedaste dormido a mitad de la película, seguramente comprenderás que el tema de la venganza guía la historia. Preguntarnos ¿qué tan cara es? ¿cuál es la consecuencia? ¿cuándo se rompe el círculo? ¿de quién es trabajo juzgar o vengar? es el efecto principal de esta producción. Las conclusiones a las que podemos llegar son varias y respetables todas pero a juzgar por lo que se presenta, hay un punto clave: KARMA. Todos tus pecados te alcanzan. Lo que hagas hoy, se te regresará mañana.

P.D. Apuesto públicamente que DiCaprio ganará el Oscar (sino todo es un fraude). Me enorgullece pensar que un actor con una historia tan controversial en estos premios pueda ganar su primer Academy Award bajo la dirección de un mexicano y claramente, apuesto todo por gente como Iñárritu y Lubezki que con una visión clara y una perseverancia voraz expanden las fronteras creativas de México y marcan un límite más alto para nuestros sueños.

Advertisements

2 thoughts on “On est tous des sauvages

  1. No he visto la película pero planeo hacerlo, sin embargo lo que me parece (independientemente de la película) es que a través de tu descripción logras crear una imagen mental de tu experiencia al verla. Sigue así, sé que tu talento (y si lo es) puede llevarte más lejos de lo que crees si decides cultivarlo. Sinceramente, tu amigo.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s