Un homme à la hauteur | Cine francés

Inició el otoño y con él ¡el tour de cine francés!

Este año entre la interesante selección de películas francesas (tres comedias, tres dramas y una biográfica) elegí mi género favorito para iniciar con el pie derecho este tour… una comedia romántica titulada Un homme à la hauteur, dirigida por Laurent Tirard y estrenada a inicios del 2016.

Protagonizada por Virginie EfiraJean Dujardin esta película es una magnífica crítica social que entre risas demuestra al espectador lo irracional de muchas de sus acciones y pensamientos de la vida diaria. A diferencia de las “romcoms” de Hollywood, los franceses tienen maestría en el amor por lo cual saben manejar el drama que involucra sin exagerarlo y la comedia que utilizan en la película es el medio ideal para transmitir mensajes más complejos que “encontrar al verdadero amor”.

Por otro lado, desde los primeros minutos del filme, con tan solo un personaje en cuadro, te enganchan gracias a la presentación de un diálogo brillante que deja claro lo que puedes esperar del resto de la película: conversaciones inteligentes, divertidas y sin rodeos.

Además, de inmediato se disfruta de la fotografía que aunque es sencilla y casual transmite una energía fresca y acogedora gracias principalmente a la simetría en sus tomas y la notable paleta de colores combinando vestuario y escenografía en cada escena.

This slideshow requires JavaScript.

Cabe reconocer que existe otro importante elemento dentro de la llamativa estética de la película y su nombre es César Domboy. Con 25 años de edad este actor francés de ojos azules, cabello rizado y rostro inocente aporta poco más que su belleza a la película, representando al hijo del protagonista y transmitiendo la ternura, el cariño y la admiración con la que un hijo ve a su padre.

Resultado de imagen para cesar domboy Resultado de imagen para cesar domboy Resultado de imagen para cesar domboy Resultado de imagen para cesar domboy

En primera instancia podríamos pensar que el tema principal de la película es la discapacidad, debido a que su protagonista es un hombre de 1.36 m que a pesar de ser objeto de discriminación y menosprecio actúa con dignidad tanto en su vida laboral como personal y lucha por mostrarse seguro de sí mismo en todo momento, sin embargo, después de los detalles y giros que da la historia es sencillo concluir que el tema más relevante en realidad es la incapacidad con la que viven la mayoría de los demás personajes.

Sabemos que una discapacidad puede ser física, sensorial, cognitiva o psiquiátrica, por otro lado la R.A.E. define la incapacidad como la “falta de entendimiento o inteligencia” y esto es lo que realmente se critica en Un homme à la hauteur.

La discriminación como el ejemplo más claro de incapacidad del ser humano, una incapacidad de superar los prejuicios que nos formamos, los estereotipos que nos impiden aceptar una realidad diferente a aquella que nos han pintado. También se critica la incapacidad de seguir adelante, superar el pasado, de cambiar… Afortunadamente todo esto se muestra en una comedia romántica en la cual, por supuesto, hay un final feliz y, como es de esperar, todo termina de la mejor manera.

Lo triste es que en la vida real el final feliz aún no llega y pareciera que seguimos en el clímax del conflicto pues la incapacidad de respetar las diferencias es un mal que por alguna razón se ha agravado en los últimos años, razón por la cual este filme llega en el momento indicado, quizá así en medio de chistes y personajes entrañables la gente identifique realmente cual es el mayor desafío que estamos enfrentando.

Por último, les dejo la cereza del pastel pues sin importar la profundidad del mensaje este sigue siendo un filme para relajarse un rato y que lo logra en gran parte gracias a su música… el soundtrack compuesto por Éric Neveux que pueden encontrar en iTunes para revivir la alegría que supone dejar entrar al amor en tu vida.

14114611_10210349639078549_1209857842_o

Advertisements