Yo maté a Hannah Baker.

Aún siento un hoyo en el estómago.

Si estás acostumbrado a ver series como entretenimiento que te distraigan y no te hagan reflexionar sobre la vida, probablemente te equivocaste al ver 13 reasons why. Y probablemente será de las mejores equivocaciones que hayas cometido esto año…

A menos de un mes de que se estrenara esta polémica serie en Netflix, pareciera que ya todo se ha dicho sobre ella. La han criticado y alabado al mismo tiempo, pero precisamente esa controversia le ha ayudado a cumplir su objetivo: incitar conversaciones sobre el suicidio, el bullying, la violencia sexual y otras problemáticas que afectan principalmente a los adolescentes.

Es probable que encuentres algunos spoilers en este post pero a estas alturas me sorprendería que no hayas visto la serie o, en su defecto, escuchado TODO sobre ella pues ese fue uno de mis mayores retos en estas últimas semanas. #spoilerseverywhere

Comencemos por spoilear el final: Sí, Hannah se suicida. A pesar de que el tema principal parezca ser precisamente “el suicidio de Hannah Baker” en realidad eso tan solo fue la consecuencia de una “serie de eventos desafortunados” (por llamarlos así) en la vida de una adolescente who felt too deeply.

Si en algún momento tú también pensaste que Hannah era demasiado dramática, no te culpo, Clay y los demás personajes también lo hicieron, aunque eso no pareció reconfortarlos al respecto de su suicidio.

Personalmente, en más de una ocasión me desesperó más Clay por las cosas que no hacía o decía, que Hannah por lo que intentaba hacer o decir.

Sin embargo, lo que verdaderamente encuentro preocupante después de ver 13 capítulos que exhiben diversas formas de bullying y acoso sexual es el hecho de que la mayoría de los espectadores, como los personajes, todavía sintamos que nada fue “suficiente” razón para incitar a un suicidio o que la acusación de una violación no está clara. Considero que este pensamiento tan cerrado habla de nuestra alta tolerancia a vivir en una sociedad acostumbrada a la violencia “bajita la mano”, a los abusos de poder y al bullying que disfrazamos como “carrilla”.

Las cosas como son. Hay que aprender a nombrar nuestros sentimientos y actos. Si sientes dolor, insatisfacción o tienes ganas incontrolables de llorar estás experimentando una profunda tristeza y cuando una persona se aprovecha sexualmente de otra sin su consentimiento explícito es una violación.

Justamente, de las problemáticas expuestas en la serie, lo que más me impactó fue la familiaridad con la que suceden los abusos sexuales y que, tal parece, aún no tenemos suficiente consciencia sobre la magnitud del problema. El peligro de ser violada no está exclusivamente en las calles, ni en el antro o en la playa, está en tu salón, en la fiesta de tu amigo, está en tu propia habitación.

Si eres mujer ¿alguna vez consideraste que el peligro puede representarlo no solo el albañil que te chifla en la calle, sino también el mirrey que se sienta a tu lado?

¿Qué hay del consentimiento? Hacer una pregunta y esperar una respuesta parece pedir demasiado. ¿Qué pasa con el pensamiento machista? Si eres hombre espero que jamás creas que una falda, un guiño o una mujer borracha es “pedir que la violes”. Si eres mujer, mantente atenta de no culparte a ti misma porque no estamos exentas de ser machistas.

Posiblemente en algún punto tú también pensaste que Hannah no debía haber usado vestido esa noche en el parque o haber ido a la cita el día de San Valentín o haberse quitado la ropa en casa de Bryce pero ¿no es ese el pensamiento más desconsolador? Pensar que Hannah debería haber dejado de vivir para poder existir.

  • Las faldas cortas no provocan una violación, la provoca el violador.
  • Caminar sola de noche no provoca una violación, la provoca el violador.
  • Coquetear no provoca una violación, la provoca el violador.
  • Emborracharse no provoca una violación, la provoca el violador.

Todos culpamos a la víctima pero ¿qué tal si la culpa la tienes tú? Ni siquiera por ser el violador, sino por ser un observador pasivo o por haber tenido la oportunidad de hacer algo para impedirlo pero decidir ignorar el problema, tal como ignoramos la mayoría de las cosas que nos incomodan. Si algo nos enseña la segunda cinta de Justin es que el problema no es solo el que comete el abuso, sino el que se queda viendo sin hacer nada.

Como hizo notar Alex en medio de uno de sus ataques de sinceridad, letreros asegurando que “el suicidio no es una opción” no van a salvar a alguien que lleva tiempo sufriendo. Hay que ver la otra cara de la moneda, quizá no es solo la víctima quien necesita atención sino los abusadores que nadie se detiene a observar. Promover un ambiente más amable, una convivencia más pacífica y una actitud menos abusiva podría ser la solución que no hemos explotado lo suficiente en todos los aspectos de nuestra vida.

Parte de mi desea una segunda temporada que de closure a cuestiones como ¿qué pasa con Alex? ¿Bryce recibe su merecido? ¿qué hará Tyler? pero la mayor parte de mí espera que estas 13 horas de lecciones de vida basadas en muerte, se vuelvan una pequeña guía para hacernos más conscientes de nuestras acciones pues espero que, a diferencia del inepto consejero estudiantil, no necesitemos una cinta 14 para que nos quede claro el mensaje.

Nunca sabes cómo dañaran tus palabras o acciones a alguien más, si bien esto no te hace responsable de sus decisiones consecuentes, si hay algo mínimo que puedas hacer (o evitar hacer) por alguien, asegúrate de que sea AHORA MISMO. No esperes para decir algo amable. No tengas miedo de actuar correctamente.

Por último, si alguna vez un amigo te busca con urgencia, atiende su llamada. No solo le respondas ese mensaje, búscalo. No le digas que todo va a estar bien, escúchalo. DE VERDAD ESCUCHALO, deja ese celular y si tu presencia es lo único que puedes darle a esa persona que grita en silencio por tu ayuda, be there. Visítalo, invítalo a salir, no lo dejes solo. La tarea, tus hobbies, la escuela, todo puede esperar menos la oportunidad de ayudar a alguien que te necesita. Lo que puede parecer un pequeño sacrifico para ti podría ser lo más significativo para la vida de alguien más. Creo que todos podemos coincidir en que es muy raro que alguien -explícitamente- pida ayuda para salvar su vida pero muchos de nosotros lo hemos hecho en alguna ocasión con pequeñas señales. Hay que darnos el tiempo de observar a nuestros seres queridos pues un solo parpadeo bastaría para perderlos.

¡Una buena idea para tu discurso al ganar un Oscar!

Algunos nominados llevan sus discursos de agradecimiento pre-escritos arriesgándose a lucir un tanto pretenciosos al subir a la plataforma, sacar su hoja y verse como “ya sabía que ganaría así que vengo preparado”, por el contrario, hay ganadores que optan por improvisar y pasar al estrado con caras de sorpresa sin saber por dónde o a quién comenzar a agradecer y terminan mencionando hasta a su perro pero olvidando quizá a seres más importantes como a su staff.

Patricia Arquette y el discurso que remeció el Óscar 2015

Por ello, un consejo para ser el favorito del público y demostrar que realmente agradeces ese (o cualquier) premio más allá de tu orgullo personal es dedicarle tu premio a un grupo vulnerable.

Mejor dicho, regalarle ese tiempo frente a un gran público a una causa social que verdaderamente podría beneficiarse de un llamado a tomar conciencia sobre ella, como lo hizo Graham Moore (ganador de la categoría a Mejor Guión Adaptado) al hablar sobre el suicidio o Dana Penny (ganadora por Mejor Documental Corto), quienes mencionaron sus experiencias personales llegando a emocionar a la audiencia al punto de recibir ovaciones de pie.

“I would like this moment to be for that kid out there who feels like she is weird or she is different or she doesn’t fit in anywhere. Yes you do. I promise you do. You do. Stay weird. Stay different and then when it is your turn and you are standing on this stage please pass the same message to the next person who comes along.” Graham Moore, Writer and Producer.

 “I want to dedicate this to my son Even Perry, we lost him to suicide. We should talk about suicide out loud. This is for him,” Dana Penny, Director.

Ocupar los pocos minutos de fama que te ofrece un escenario de talla internacional para demostrar que no todo es “tú” y “tus” amigos, “tus” colaboradores, “tu” familia o “tu” perro. Sino que también son ellos. Son las personas que tienen una relación indirecta con el proyecto, aquellos de los que se habla, a los que se dirigen o que de alguna forma se ven involucrados pasivamente en tus logros. Por ejemplo, como lo hizo Eddie Redmayne (ganador de Mejor Actor) al dedicarle el premio a Stephen King, en quién se inspira la película por la cual ganó el Oscar, y a todas las personas que padecen de ALS.

“Me gustaría dedicar este premio a este maravilloso hombre delgado, a aquellas personas en el mundo que padecen de ALS, a aquellos que han perdido su vida contra esta enfermedad brutal. Me prepararé para interpretar a Stephen y conocí a mucha gente que lucha contra la ALS y a sus familias que batallan junto a ellos con coraje y valentía de espíritu. Ese espíritu triunfante que vi me asombró. Así que estoy muy agradecido con ellos.” Eddie Redmayne, Actor.

Agradecer a una minoría que pueda sentirse identificada contigo para que les hagas saber que importan. Tal como lo hizo Alejandro Gonzalez Iñarritu (ganador de Mejor Director, Mejor Guion Original y Mejor Película) quien para finalizar su discurso, cerrando con broche de oro la noche de los Oscar 2015, (nos) mando un saludo a sus compatriotas en su lengua natal y también a los inmigrantes que han construido un gran país fuera de casa. Así, brevemente tan solo en una oración de despedida envió un mensaje claro y directo al mundo entero.

Siguiendo su ejemplo, me despido agradeciendo a todos aquellos lectores de este escrito y seguidores amantes del cine quienes se emocionaron al ver a jóvenes con energía, adultos con experiencia, mexicanos con talento y seres humanos con pasión ganar más de un Oscar por el hecho fundamental de creer en sí mismos.

Presentación1

Bibliografía:

http://www.news.com.au/entertainment/awards/oscar-winner-graham-moore-details-suicide-attempt-in-oscar-acceptance-speech/story-e6frfpli-1227235815612

http://la.eonline.com/mexico/2015/eddie-redmayne-dio-un-tierno-y-conmovedor-discurso-al-recibir-su-sag-award-video/

http://www.eluniversal.com.mx/espectaculos/2015/oscar-2015-inarritu-mejor-director-1079313.html